Datos y cifras de la industria

Nuestras granjas productoras de leche

Ganadería lechera en Estados Unidos

Ganadería lechera en Estados UnidosEl paisaje extenso y diverso, y el clima variado, desde la intemperie cálida y seca del oeste, los campos con templado estacional y ricos en nutrientes de la región central y el noreste, hasta las zonas cálidas y húmedas del sureste, permiten la producción de leche durante todo el año en el país. Las granjas lecheras de cada región aprovechan las ventajas geográficas y las capacidades de majeo de ganado para producir leche los 365 días del año. Esto representa una diferencia clave con respecto a otros países productores de leche que sufren de fluctuaciones estacionales de Abasto

De hecho, Estados Unidos es el país productor más grande de leche de vaca de todo el mundo, con una producción de 93,4 millones de toneladas métricas en 2014. Este número triplica el volumen combinado de leche de Nueva Zelanda y Australia. La producción de nuestra leche involucra 9,3 millones de vacas en 50 000 granjas lecheras distribuidas en los 50 estados. Más de la mitad del volumen producido en 2014 corresponde a los cinco estados que más leche producen en el país: California, Wisconsin, Idaho, Nueva York y Pensilvania. (Fuente: El Departamento de Agricultura de Estados Unidos)

La riqueza de la leche estadounidense comienza con una dieta nutritiva y equilibrada

Independientemente de la ubicación y el tamaño del ganado, nuestros granjeros lecheros saben que las vacas saludables, bien cuidadas y alimentadas con una dieta nutritiva producen constantemente leche saludable y de gran calidad. Los granjeros lecheros estadounidenses trabajan de cerca con nutriólogos en animales y veterinarios para identificar la mezcla correcta de ingredientes para piensos y cumplir con las necesidades nutrimentales de las vacas. Por lo general, los componentes de la dieta de una vaca lechera combinan heno (como alfalfa y pasto), granos (como maíz, trigo y cebada) y fuentes de proteínas (como soya y aceite de canola ) con suplementos de vitaminas y minerales.  

Una dieta estable y sana se combina con la capacidad de maximizar los nutrientes alimenticios que posee el poderoso sistema digestivo de las vacas para producir leche saludable y de gran calidad durante todo el año. El abasto constante se refuerza con una mínima variación de cantidad de alimento y composición de los nutrientes de una estación a otra. Esto se contrasta con el volumen cíclico típico de las vacas lecheras que pastan, que es muy común en algunas partes del mundo.   

La comodidad de las vacas prevalece en la lista de quehaceres de los granjeros estadounidenses 

La mayoría de las granjas lecheras estadounidenses son empresas familiares. Generaciones de experiencia han logrado que los granjeros sean conscientes de las necesidades que el ganado tiene para prosperar. Con respecto al espacio habitable, los graneros estilo estadounidense están diseñados para proteger a las vacas del clima, incluso del viento y la humedad. La instalación de ventiladores de techo y chorros de agua en los graneros mantiene frescas a las vacas durante el calor de verano. El tiempo de descanso de la vaca también influye directamente en la cantidad de leche que produce. A menudo, los granjeros lecheros estadounidenses utilizan camas de arena y, más recientemente, camas de agua para optimizar los renovadores periodos de descanso.  

Los granjeros lecheros estadounidenses trabajan todo el año para garantizar la comodidad de las vacas; a su vez, las vacas lecheras bien cuidadas responden produciendo más leche. De hecho, el promedio anual actual de 10,100 kilogramos por vaca estadounidense promedio es más del doble que el promedio estadounidense de 4400 kilogramos por vaca en 1970. En comparación, la producción anual actual por vaca es cerca de 6200 kilogramos en la Unión Europea, 5700 kilogramos en Australia y 4300 kilogramos en Nueva Zelanda. (Fuente: Departamento de Agricultura de Estados Unidos)